sábado, 9 de octubre de 2010

LA VUELTA A CASA. LA CRUDA REALIDAD

No sé cómo he podido quedar en libertad con esta cara. Me he mirado al espejo y yo misma me habría metido en prisión. Nadie en el mundo debería haberme visto así, con el rimel extendido por todo mi contorno de ojos y unas bolsas que podría haber calificado de sacos.
                   Lo sé. Sé que podía haber ido a mi cita con el piquete con la cara lavada, pero una decide salir bajo una máscara de maquillaje cuando las cosas van mal, pensando que así disfrazamos los malos momentos. Supongo que lo que ahora veo frente al espejo no es más que el cúmulo de decepciones que arrastro, evidencias que la cosmética no puede ocultar.
                    Podía haber sido un juicio rápido, pero la Justicia ha decidido que sea lento. Quién sabe cuánto. Así que, un día de estos volveré a encontrarme en un banquillo. Frente a frente con el rostro de la Ley, que me parece que es tan terrible como el mío en este momento.
Necesitaba desempolvarme del mal rollo de las últimas horas y me he metido en la bañera. Con el agua hasta el cuello he desnudado hasta mi alma y me he reído de mí misma, por alguna razón que desconozco.
                      Quizá es que en este momento la vida me parece una broma pesada.
                      Pero no me rindo.
                      Ya que no tengo trabajo voy a tomarme el día libre. Una bocanada de aire fresco me vendrá bien para empezar.
                      Y no voy a llamar a nadie para que me acompañe.
                      La soledad a veces es una buena consejera.

7 comentarios:

  1. Bueno, ya está aquí la verdad verdadera de la que no puedo escapar. Se la dedico a Jorge, al que también mando un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Sonia, es un honor que me lo dediques, sobre todo porque me encanta el fragmento de Pablo Neruda. Ánimo y verás como en efecto hoy va a ser un gran día, como todoa, si te lo propones.
    Bsos

    ResponderEliminar
  3. Hola Sonia, me llamo Oscar y Jorge, compañero de piscina y retos, nos ha puesto sobre la pista de tu recien estrenado blogg. Como tu "padrino" es persona que me merece toda la confianza me he leido lo que has escrito y pienso que escribes muy bien. Ademas tienes cosas que decir y un momento personal complicado, pero se te ve luchadora. Desde aquí te animo a seguir plasmando tus vivencias, pensamientos, digresiones etc...yo te iré leyendo

    ResponderEliminar
  4. Oscar, encantada de conocerte. Es un honor contar con nuevos lectores, sobre todo si son como tú, de los que se marcan nuevos retos.

    ResponderEliminar
  5. Un consejo por experiencia propia: Sé fiel a lo que sientas, por encima de todo y de todos...

    ResponderEliminar
  6. Ando expectante Sonia...
    De imaginarte con el rimel corrido y tal..mi cabeza te a puesto cara de personaje vampirico de Victora Francés..
    Dia cero de una nueva vida..?..mmm.....
    ...sigo leyendo.....

    ResponderEliminar
  7. Vampírica es poco. Una noche sin dormir en un calabozo da mucho juego para ponerme caras. Jajaja.
    Y has acertado. Ese fue el día cero de mi nueva vida...

    ResponderEliminar