miércoles, 6 de octubre de 2010

EL PRINCIPIO

Mi nombre es Sonia Conde. El destino incierto de mi vida es el punto de partida de este diario que he decidido compartir. Soy periodista en paro, me he divorciado recientemente y tengo una hija de corta edad.
                Estas primeras líneas están escritas desde la fría sombra de un calabozo de la comisaría. He sido detenida junto a un piquete sindical al intentar sellar con silicona el candado de la rotativa del periódico en el que trabajé. Espero mi turno para pasar a disposición judicial con el fin de responder de los cargos de daños y resistencia a la autoridad que me imputa la policía.
                 Supongo que no he nacido para figurar en la lista de los que pretenden cambiar el mundo.
                 En estos momentos navego entre un montón de despropósitos dando palos de ciego para encontrar mi lugar en el mundo. Se trata de ese lugar al que han llegado ya la totalidad de mis amigos. Ellos circulan por tierra firme arropados por sus familias, hipotecas, vacaciones y domingos al sol. Mientras tanto, yo me tambaleo sobre una cuerda floja a la que no recuerdo haber decidido subirme.
                   Lo más gracioso es que mi estabilidad se vino abajo justo después de leerme ese puñetero libro que tanta suerte ha deparado al resto de la humanidad. Se trata de “El secreto”, un recurso mental concebido como talismán que nada más ponerlo en práctica ha ido desgajando mis cimientos hasta hundirme.
                    Por mucho que me visualicé feliz junto a mi pareja, ésta no ha dudado en hacer la maleta para mudarse a casa de la que se supone que era mi mejor amiga, con la que compartí cientos de confidencias.
                    A pesar de que me proyecté triunfante en el duro mundo de las exclusivas, mi empresa ni dudó en invitarme a salir por la puerta de atrás junto a otros compañeros con el único objetivo de ver crecer sus beneficios. Ni siquiera han registrado pérdidas.
                   Cuando decido que no debo rendirme, que alguna estrella me guía y que la lucha sindical puede ser un camino, me convierto en la única presa de los agentes que custodiaban el recinto. Como si conmigo no hubiera nadie más. Y para colmo, quejarse cuando te derriban a dos manos contra el suelo se denomina “resistencia”.
                   Decepcionada hasta el límite del sistema y de las fórmulas mágicas para alejar el mal fario, me introduzco en el mundo virtual a la búsqueda de claves que me empujen a dar un vuelco a mis circunstancias.
                    Por cierto, me gustaría saber si alguien más ha corrido mi misma suerte después de leerse el libro o si soy la única de la especie humana que aplica el método al revés.
Espero vuestros sinceros comentarios.


20 comentarios:

  1. Me parece muy buena y original la idea, ya que todo el mundo anda un poco "flipao" con el libro de "El secreto".
    Ánimo que ya tienes un seguidor.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Espero que invites a tus amigos y que, al menos de momento, no te leas el libro. Te lo dice una experta. Jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Hola Sonia, de verdad no te rindas, el libro sí funciona, sigue intentándolo, vuelve a leerlo. Se han debido juntar tus circunstancias pero puedes encauzar tu vida.
    Mucho ánimo

    ResponderEliminar
  4. Pues yo creo que en lugar de leer el libro y hacer confidencias con tu amiga, deberias haberte ocupado de que necesita tu marido para empezar, y tal vez cambiarias parte del destino.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Sandra, pero de momento, desconfío de los best seller. Ya me contarás tu secreto y cómo lo has hecho funcionar. ¿No será la casualidad la que te ha traído la buena suerte?

    ResponderEliminar
  6. Enrique, cuando una se equivoca, se equivoca de pleno. Con las amistades y el amor. Uno cree que ha echado un lazo, pero por lo visto, ni siquiera había hecho el nudo en ambos casos. Probablemente ni ella era mi amiga ni el me quería. Si lo pienso bien, igual lo que he tenido es un montón de suerte. Ya están fuera los dos de mi vida.

    ResponderEliminar
  7. Sonia te he estado leyendo, me parece que tienes mucho que decir de tu vida..., que por otra..., resulta de lo más interesante..., prometo seguirte a menudo. Desahogate con nosotros.

    un fan

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Jr. Eso espero, que no se me agoten todas las cosas que tengo que decir. Gracias por estar ahí, es un gran aliciente para continuar.

    ResponderEliminar
  9. Hola Sonia, soy Noemí, amiga del alma de Sandra y por circunstancias de la vida, sé q no hay "posibilidad" de traición... jajaja
    Encantada de seguirte en tus aventuras y desventuras.
    Por cierto, yo tampoco he leído el "famoso" libro de El Secreto y no tengo ningún interés por el momento, así q no eres la única. Besos

    ResponderEliminar
  10. Bienvenida, Noemí. Es un honor contar con nuevos lectores. Me alegro mucho de que te guste y espero estar al nivel. Nos seguimos viendo por aquí. Por cierto, si conoces a alguien que se ha leído El Secreto y le ha funcionado...Nos lo cuentas.

    ResponderEliminar
  11. llego tarde..solo siete meses, pero prometo ponerme al dia..
    en tu post de comienzo cargas pilas alcalinas...soy riguroso y disciplinado, leeré post y comentarios, uno al dia, como los cafetitos..
    sorbo de café...reflexion...
    linea leida..reflexion.
    un gusto pasear por estos lares...bien-hallada, Sonia.
    atte: pepe.

    ResponderEliminar
  12. Recibir a un creador de tu talla en mi blog es todo un honor. He accedido a tu blog y me ha fascinado tu obra, lo que lamento es no haber encontrado la posibilidad de hacerme seguidora o de comentar. Tendré que buscar mejor en tus enlaces. Espero que sigamos en contacto, es un placer conocerte.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tus apreciaciones Sonia.
    Este, mi otro blog lA BOMBILLA AZUL tiene mas recorrido y ese chí sme de seguir y comentar...no se el otro. es cierto no lo tiene, deberé meterlo al taller..
    http://bombillazul.blogspot.com/
    Bueno seguimos al lío....
    ...caminante, no hay camino...

    ResponderEliminar
  14. Sonia, Amiga: Yo leí "El Secreto", he leído a Osho, al Feng Shui... Pufff... Y en mi vida pasé momentos de todo tipo, y todos han pasado. Siempre hay un efecto "causalidad" que vos lo mencionás: Si hay personas que ya no están en tu vida, es porque no tenían que estar !! Y eso es lo mejor que te puede pasar en este momento. No se puede obligar a nadie a que nos ame, ni podemos estar a cada paso preguntándonos qué hacemos bien y en qué podemos estar equivocándonos! Si necesitan algo distinto de nosotras o si están conformes! Para eso tenemos un idioma: para hablar ! Vos hiciste lo que pudiste y ellos seguramente también hicieron lo que pudieron... No lo llames traición. Celebra que YA PASÓ!

    ResponderEliminar
  15. Sonia: me olvidé de decirte que soy tu amiga Mónica del face. Futura socia para la venta de terrenos en Júpiter !!!
    Ya ves cómo El Secreto está influyendo positivamente en nuestras
    vidas !!

    Por favor, vivamos con alegría!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Eres un encanto, Mónica, por sumarte a este experimiento de novela, ahora desde El principio. Y tu opinión es certera, hay que celebrar que ya pasó. Precisamente, con esta idea de El Secreto pretendí abrir un debate para cuestionar a aquellos que están profundamente aferrados a estas ideas que han supuesto un éxito de ventas. El universo es muy grande para hacer negocios, Mónica, con esta crisis nunca se sabe lo que se nos puede ocurrir si nos dejan a las dos navegando por el espacio. Jajajaja.

    ResponderEliminar
  17. Es muy interesante esta polémica de los libros de autoayuda. Creo que uno debe tomárselo como un juego y buscar el equilibrio, la luz o como quieras llamarlo del interior. Obviamente vivimos en ESTE MUNDO y la espiritualidad no puede estar desvinculada de nuestros deberes como ciudadanos.No podemos desconocer la realidad del entorno y pensar que podemos vivir o sobrevivir con felicidad y armonía, mientras se producen miles de injusticias a nuestro paso.
    Por ahora leí este capítulo; realmente me encantó tu narrativa. La forma en que mantenés la tensión en todo el texto, la manera de concatenar los temas personales con los sociales. Por momentos sentí que estaba mirando la película "Los lunes al sol" y esa visión tragicómica que encarna javier Bardem. Un abrazo! Con más tiempo, seguiré leyendo...

    ResponderEliminar
  18. Mónica, no puedo más que valorar el nivel de participación con el que te has implicado y como has reabierto un debate que parecía cerrado. Justo lo que tú comentas es lo que quería transmitir respecto a los libros de autoayuda.
    Gracias por tu criterio sobre mí y mi narrativa, y ya si me comparas con una peli como esa...qué puedo decir, no me quedan palabras. Y espero que regreses a leer, me encantará compartir comentarios contigo.

    ResponderEliminar
  19. Nunca me ha llamado la atención ese libro( ni nunguno de autoayuda, con todo el respeto para ellos), Sonia, pero si encima ahora tú me dices que a ti no te trajo buena suerte, menos aún. Prefiero otro tipo de literatura. La vida son ciclos y para ti se ha abierto uno nuevo y que seguro va a ser muy bueno. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  20. Pilar, justo eso es lo que no comprendo, que algo tan simple se convierta en un éxito de ventas. Hay mucha gente en momentos bajos, con falta de fe y de valores importantes a los que aferrarse y mira, lo hacen en un libro. Me alegro de que eligas otro tipo de literatura. Estoy contigo y muchas gracias por entrar a opinar. Un abrazo.

    ResponderEliminar